Carnes rojas: El vino perfecto

Cortes de Carne Premium Costa Rica

El vino perfecto

En el arte de combinar un determinado plato con el vino perfecto, para potencia el sabor de una comida, se tiene por cierto que las carnes rojas encuentran la máxima armonía con los vinos tintos.

Pero este principio no es tan sencillo de aplicar, porque hay elementos que se deben tomar en cuenta, cuando se trata de seleccionar el vino, como el tipo de carne (res,  cerdo, ternera, etc.) la preparación (asada al horno o a la parrilla, frita, a la plancha, etc.) y con qué va acompañada (salsa, crema, etc.).

Cada quien es libre de escoger el vino que prefiera para acompañar el plato de su elección, pero está corriendo el riesgo de que ambos sabores se repelan y generen ciertos sabores desagradables.

En todo caso, de acuerdo con la tradición y el criterio de los más entendidos, aportamos algunos consejos para seleccionar los vinos que deberían acompañar las carnes rojas, como complemento ideal para una magnífica experiencia gastronómica:

El corte de la carne: El lomo, que es uno de los cortes con menor contenido graso, armoniza bien con vinos sutiles y ligeros. Los cortes con mayor contenido graso, como el bife, requieren vinos tintos con más cuerpo.

El punto de cocción: Cuanto más jugosa quede la carne, más acidez deberá tener el vino y cuanto más cocida quede, se recomienda elegir un vino menos ácido.

Los aderezos: Aunque muchos amantes de la carne la prefiere sin aderezos, también los hay que se inclinan por condimentarla o acompañada con salsas o sabores. Cuando más condimentada sea, mejor es el maridaje con vinos tintos estructurados y potentes.

Con bistec a la plancha: Una pieza de carne cocinada con un poco de aceite y una pizca de sal es un platillo sencillo y exquisito, que se puede combinar con vinos tintos secos, jóvenes, de cuerpo medio, pero si se aliñan con pimienta, el vino debe tener más cuerpo.

Con carne a la parrilla: El secreto de una buena carne a la parrilla consiste en conservar las la textura y los jugos del corte, con un mínimo de aromas y sazonador. Se obtiene un buen maridaje con un vino fuerte, con cuerpo medio y preferiblemente añejado en barrica de madera.

Con asado al horno: Cuando es asada a fuego lento, la carne al horno concentra los sabores propios y de las especias con que fue preparada. Se le disfruta mejor con vinos con cuerpo, concentrados y complejos.

Filete miñón con salsa: Un corte de carne magra, como el filete miñón, es un plato excelente que hace de una comida una ocasión personal. Es, todavía mejor, si se le combina con vinos de buen cuerpo, pero no muy fuertes.

Nuestro Grupo Agroindustrial Tres Jotas es una empresa costarricense, productora y comercializadora de carne res, cerdo, pollo, pescado, embutidos, mariscos y huevo con los más altos estándares de calidad.

Además en nuestros centros de carne puede encontrar los mejores vinos para acompañamiento de sus carnes y quesos.

Le invitamos a visitarnos.