fbpx

Consejos para manipular correctamente el pollo

Cortes de Carne Premium Costa Rica

Consejos para manipular correctamente el pollo

Todos los alimentos, en mayor o menor medida, son invadidos por bacterias, por lo que las personas que forman parte de la producción, manipulación y preparación para el consumo, deben adoptar medidas para combatir los efectos de la denominada contaminación primaria.

La carne de pollo cruda o poco cocinada es particularmente susceptible a la incubación de patógenos, como la salmonella, con el inconveniente adicional de que las bacterias pueden transmitirse a través de los jugos, cuando entran en contacto con otros alimentos.

Pero, si se le manipula y cocina adecuadamente, se reduce la capacidad de las bacterias para multiplicarse y se limita la generación de enfermedades de origen alimentario.

Para lograr las condiciones ideales para el consumo de alimentos de origen avícola, es preciso adoptar las siguientes prácticas de higiene, conservación y preparación:

  • Antes de manipular pollo, o cualquier otro tipo de carne, congelada o fresca, lávese las manos con jabón y agua tibia durante un minuto.
  • Higienice bien la tabla y el cuchillo, después de usarlos para cortar la carne cruda y también después de que los utilice para cortar la carne cocinada. Cuando termine, lávelos con agua caliente y jabón y rocíelos con cloro diluido.
  • Si opta por lavar el pollo, en caso de que sienta que le quedó el olor del empaque, hágalo bajo el chorro de agua fría. Si salpica agua, limpie y rocíe la superficie con cloro diluido.
  • Asegúrese de cocinar la carne de pollo a una temperatura de 74º C.
  • Sirva el pollo inmediatamente. No es recomendable que se encuentre entre los 65º C y los 4º C. porque es el rango en que se desarrollan las bacterias. De otra manera, enfríelo rápidamente.
  • Cuando vaya por el diario, deje la compra de la carne para el último lugar, con el fin de que se mantenga frío mientras lo coloca en el congelador.
  • Evite que los jugos del pollo contaminen otros alimentos.

El frío y la higiene son fundamentales para evitar riesgos. Al comprar el pollo, debe corroborar que está frío al tacto y lo recomendable es que en casa lo mantenga a 4ºC durante un máximo de dos días.

Y recuerde que nosotros somos distribuidores de pollo con los más altos estándares de calidad y bajo las más estrictas normas de manipulación y comercialización.

Adquiera pollo en los centros de distribución de Tres Joras de Pérez Zeledón y Vásquez de Coronado y en establecimientos comerciales ubicados a lo largo de 33 rutas de distribución de la zona sur, la zona de Los Santos, el Pacífico Centro y la Gran Área Metropolitana.