fbpx

4 consejos para comprar y almacenar el pollo

Cortes de Carne Premium Costa Rica

4 consejos para comprar y almacenar el pollo

El pollo, como los demás productos de origen animal, contiene proteínas proclives a la contaminación con bacterias tóxicas, por lo que la higiene es un elemento clave para que mantenga la frescura y la calidad.

Saber cómo elegir y conservar el pollo, se puede sintetizar en cuatro pasos:

1. Comerlo ahora o refrigerarlo

El pollo debe mantenerse a una temperatura adecuada, para evitar la aparición de bacterias tóxicas, por lo que se recomienda que sea el último producto de la lista de compras y el primero que ingrese al refrigerador de la casa.

Durante este proceso, es preciso colocarlo en un recipiente especial, para evitar que los jugos escurran y hagan contacto con otros alimentos.

El pollo crudo puede almacenarse en el refrigerador durante un máximo de dos días o en el congelador hasta nueve meses, aunque es de esperar que el sabor y a calidad de la carne disminuyan.

2. Frescura y calidad

Si adquiere pollo empaquetado, póngale atención a la fecha de caducidad, observe que el color de la carne mantenga tonos rosados (de ninguna manera grisáceos) y el olor sea el característico del pollo (nunca agrio o fuerte).

También observe el color de la piel, para que deduzca el tipo de alimentación. El color rosáceo es indicador de que el pollo fue alimentado con granos puros o mediante un modelo de alimentación orgánica. Otros colores, como el amarillo, sugieren la utilización de alimentos con aditivos.

3. Descongelarlo

El descongelamiento del pollo también lleva un proceso, para evitar que pierda la calidad y que las bacterias se reproduzcan. El recipiente en que está guardado debe sumergirse en agua fría.

El agua debe cambiarse cada veinte o treinta minutos, durante el lapso de una a tres horas. El tiempo de descongelamiento dependerá del tamaño y el grosor de la pieza.

4. Destruya las bacterias

Para asegurar la destrucción de las bacterias, el pollo debe estar bien cocinado. La carne cocinada que no se consume de inmediato debe guardarse en un refrigerador, para evitar que las bacterias aprovechen la temperatura ambiente para reproducirse.

El pollo cocido no debe estar durante más de dos días en el refrigerador y, para consumirla, hay que asegurarse de que ha sido sometida a una buena dosis de calor.

Aparte de que el pollo es riquísimo, fácil de digerir y forma parte de la dieta de millones y millones de personas, es un producto de bajo contenido en grasas y abundante en proteínas, aminoácidos, minerales y vitaminas.

Pero hay que adoptar medidas higiénicas para su manipulación y consumo,  en las empresas que se  dedican a la industrialización y comercialización y, también, en el hogar.

En el Grupo Agroindustrial Tres Jotas garantizamos la frescura e inocuidad de nuestros productos. Somos una empresa 100% costarricense, especializada en la producción y comercialización de carne res, cerdo, pollo, pescado, embutidos, mariscos y huevo, bajo las más estrictas normas de calidad.