Trucos prácticos para parrilleros

Cortes de Carne Premium Costa Rica

Una parrillada siempre va a convertirse en un encuentro memorable, con la familia o los amigos, porque se desarrolla en un ambiente relajado y porque nadie se va a resistir a las delicias de una buena carne.

Pero el éxito del encuentro no sólo depende de contar con una parrilla y comprar una buena provisión de carne. Para tener una idea, si sobra carne, no hay problema; pero si falta, vamos a pasar momentos incómodos y si no logramos unas buenas brazas, es muy posible que entre nuestros invitados haya algunos que comiencen a ver la parrilla con cara de impaciencia.

Aunque, en principio, hacer una parrillada parece sencillo, es mejor planificarlo. Acá les contamos algunos trucos prácticos para parrilleros:

¿Cuántos van a venir?

  •  Hay que hacer un cálculo, aunque sea aproximado, de las personas que van a venir, y tomar en cuenta que las personas consumen, como promedio, entre 350 y 400 gramos de carne. En otros términos, se necesitarán entre 3,5 y 4 kilos por cada diez personas.

Las mejores brasas

  • La carne asada con buena leña puede suele resultar más rica, pero la fuente de calor es difícil de controlar. Los leños y las ramas pueden arder más de lo necesario y, además, se queman rápido. Lo ideal es usar carbón, para mantener brasas  y que permitan controlar el término de cocción.

Utensilios adecuados

  • Entre ellos, pinzas para mover y dar vuelta a la carne, sin pincharla, guantes para mover las parrillas y platos para colocar la carne.

Carne en su punto

  • La carne debe estar a la temperatura ambiente al menos una hora antes de ponerla en la parrilla. Se le puede aromatizar con especies. Además, es importante considerar el término de la carne que quieren los invitados para poder prepararlo al gusto.

Orden en la parrilla

  • Es importante mantener un orden en la parrilla, de manera que haya piezas en las áreas de más calor, mientras otras se van preparando y calentando en las zonas más alejadas de la parrilla. No hay que estarles dando vuelta a cada rato; sólo cuando ya estén en su punto.

Sal y especias

  • Se puede jugar con las especias  como pimienta negra, ajo en polvo o hierbas aromáticas  para que cada carne o cada bocado tengan un sabor diferente. Se puede utilizar la sal para parrilleros que es la recomendada para que la carne no quede demasiado salada.

Si aplica estos trucos, de seguro va a quedar muy bien con sus invitados. Nada más recuerde que, al terminar la reunión, debe revisar que no quede ninguna brasa encendida para evitar accidentes.