Recetas típicas costarricenses que debes probar

Cortes de Carne Premium Costa Rica

En el mes de celebración de la independencia patria, bueno es recordar que la nacionalidad costarricense es rica en variedad de culturas que fusionadas han llenado de sabor la gastronomía nacional.

Para celebrar este mes, les presentamos 3 platos típicos costarricenses por excelencia: El gallo pinto, el casado y la olla de carne.

Pero ya que en otro artículo dimos la receta de la olla de carne, (https://www.tresjotas.com/recetas/la-cocina-costarricense-la-olla-de-carne/) en esta ocasión nos referiremos al gallo pinto, el casado y un invitado muy especial que, tímidamente, ha ido ocupando espacio en nuestra mesa: El chile relleno.

El gallo pinto

Es “gallo”, por llamársele así, en Costa Rica, a una pequeña porción de alimentos y es “pinto” por la combinación de los colores de los frijoles (rojos o negros) y el arroz. Es el plato por excelencia, a la hora del desayuno.

El gallo pinto es una mezcla de arroz y frijoles, elaborada con condimentos picados como chile dulce, culantro y cebolla. En la preparación hay todo un abanico de variantes, desde un gallo pinto más húmedo (logrado con el caldo de frijol) como es característico del Valle Central, hasta el elaborado con arroz del día anterior, para darle una mayor textura.

El “pinto” es el ingrediente principal, pero se suele acompañar con otros alimentos, como huevos (fritos o revueltos), bistec, carne en salsa, chuleta de cerdo, pollo, pescado o natilla. Se le suele dar un “toque de perfección” con salsa inglesa y, aunque se le puede acompañar con pan, por su exquisitez y distintivo, muchos lo prefieren con tortillas de maíz.

El casado

El nombre de este plato llama mucho la atención pero por sus características, es toda una obra de arte: una porción de arroz blanco, una de frijoles, unas rebanadas de plátano maduro, ensalada, picadillo, algún tipo de carne… todo  refinadamente dispuesto en el mismo plato.

En el casado la carne se puede dejar a gusto de comensal puede pollo, res, cerdo o pescado y la ensalada igual, en la cocina costarricense tenemos la típica ensalada de repollo, lechuga, tomate picado, la ensaladas “rusa” (remolacha,  huevo duro y papa) o las ensaladas frías hechas a base de pastas, papa o aguacate.

Chiles rellenos

Si nos devolvemos a los platos arriba mencionados, vamos a encontrar chile dulce en la elaboración del gallo pinto y, muy frecuentemente, del arroz blanco. Ha sido el invitado tímido que se ha ido empoderando entre los gustos de los costarricenses.

Hoy, esa exquisitez de origen mexicano forma parte de la gastronomía costarricense, cuando se le prepara entero, relleno con carne molida finamente condimentada. El arroz, que ha sido uno de los grandes protagonistas de la alimentación costarricense, queda relegado al papel de acompañante.

Los chiles rellenos son fáciles de preparar:

  • Se les asa directamente al fuego o se les calienta en un recipiente, para facilitar la labor de despojarlos de la piel y las semillas.
  • Luego se les rellena con carne previamente cocida, se utiliza más que todo la carne molida, ojalá premium.
  • Finalmente se les envuelve en una capa de huevo batido y se les fríe.

Les recordamos que puede adquirir carne de carne res, cerdo, pollo y pescado, producida y comercializada con los más altos estándares de calidad en los centros de carne Tres Jotas y en establecimientos comerciales ubicados  a lo largo y ancho de las zonas Sur y de Los Santos, el Pacífico Centro, Cartago, Pavas/Escazú y San Isidro de Coronado.

¡Viva Costa Rica y su sabor! Celebremos que somos ticos con las más deliciosas recetas.