fbpx

Costilla de res en olla de cocción lenta

Cortes de Carne Premium Costa Rica

Costilla de res en olla de cocción lenta

Un tipo de carne que nos encanta a los costarricenses y es muy común en nuestros hogares es la costilla de res.

Esta pieza nos aporta proteínas de calidad, hierro, zinc, y vitaminas del grupo B. Además, es deliciosa y una apuesta a la segura cuando vamos a recibir invitados en casa.

Por esa razón, hoy queremos compartirle un estilo de preparación que no es la tradicional olla de carne, sino que se hace con la olla de cocción lenta.

Eso sí, debido precisamente a esa característica, siempre es bueno planificar e iniciar la preparación con suficiente tiempo, pues el cocimiento de la carne toma al menos 6 horas.

Los ingredientes son muy sencillos y bastante naturales:

  • 3 libras de costillas cortas de res con hueso de calidad Tres Jotas. La puede conseguir en nuestros centros de carne o en nuestra tienda en línea.
  • ½ cucharadita de pimienta negra de molido grueso
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva, ojalá extra virgen
  • 2 tazas de zanahorias, cortadas en trocitos no muy pequeños
  • 2 tazas de apio en rebanadas
  • 1 taza de cebolla picada gruesa
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 lata de tomates picados en cubos
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • ¼ de taza de vinagre balsámico
  • 1 hoja de laurel

Ahora bien, este platillo requiere una preparación previa a colocar la carne en la olla de cocción lenta. Ponga mucha atención:

  • Lo primero es sazonar las costillas con sal y pimienta.
  • Luego, en una sartén, dore las costillas a temperatura mediana, aproximadamente 3 minutos por cada lado.

Ahora sí, transfiera la carne ya preparada a la olla de cocción lenta y cubra con los vegetales.

Combine el resto de los ingredientes y vierta la mezcla sobre las costillas y los vegetales.

Cierre la olla y cocine a temperatura alta durante 5 a 6 horas, hasta que la carne esté tierna y suave.

Finalmente, retire la hoja de laurel antes de servir y disfrute su comida con un buen vinito. ¡Estará para chuparse los dedos!